El Judo es una de las artes marciales preferidas de los niños. Desarrollan sus capacidades físicas y psíquicas y mejoran su estado de forma al mismo tiempo que aprenden valores tan importantes como el compañerismo o el respeto hacia los demás.

Considerado por la UNESCO como el mejor deporte formativo para niños y jóvenes hasta los 21 años, el Judo permite una educación física integral, potenciando todas las posibilidades psicomotrices y de relación con los demás.

 

Niveles

En función de la edad del niño, hemos establecido los siguientes niveles para adaptar las clases a su desarrollo y evolución:

Pre-Judo: de 3 a 6 años

Judo infantil: de 6 a 10 años

Judo pre-adulto: de 10 a 16 años

 

 

Beneficios físicos

A través de la práctica del Judo, los niños desarrollan la psicomotricidad y la coordinación, y obtienen una educación física integral. 

Nuestro sistema de entrenamiento desarrolla habilidades motoras básicas y favorece el desarrollo del sistema psicomotriz. Desarrolla fuerza, coordinación, velocidad, flexibilidad y equilibrio en el niño. Aprende a conocerse a sí mismo y a dominar su cuerpo

Mediante un ejercicio que implica a todos los músculos, se logra en el niño un desarrollo armonioso y simétrico en la formación muscular y ósea, así como aumentar la elasticidad de músculos y tendones.

También se obtiene una buena preparación física tanto de tipo anaeróbico como aeróbico ya que las acciones explosivas y de gran velocidad generan una gran resistencia.

Nuestro programa formativo está preparado para que el niño mejore la coordinación y la psicomotricidad, cualidades imprescindibles en edades tempranas.

 

Beneficios psico-cognitivos

A través del Judo, los niños aprenden a respetar a sus compañeros de práctica, a tener disciplina, a entender las normas de comportamiento y a relacionarse sanamente con los demás.

El Judo desarrolla su poder de autocontrol y estimula el pensamiento táctico. A pesar de ser un deporte de contacto, transmite y enseña muchos valores a los niños: respeto, tolerancia, motivación, autoestima, educación, compañerismo, solidaridad y trabajo en equipo.

En nuestras clases los niños, siempre bajo el prisma del juego, aprenden a controlar sus emociones y a sacar el máximo beneficio de ellas. Nuestros instructores poseen gran experiencia en el trabajo con niños.

 

Educación en valores

En el Dojo Atis Tirma, contemplamos el Judo como un componente más que refuerza la formación de la persona, desde una perspectiva integral y que va mucho más allá de la mera destreza física.

Nos sentimos parte de la comunidad educativa que rodea al niño, implicándonos en la enseñanza de valores y actitudes como la autonomía, el respeto, la perseverancia, la disciplina, la paciencia o el esfuerzo, entre otros.

Nuestro programa formativo está diseñado para no únicamente trabajar una formación física, sino también tener un impacto constructivo en el crecimiento del niño como persona. De esta forma, favorecemos el desarrollo de la personalidad y el carácter, incluyendo también la dimensión moral.

 

 
Vídeo de Judo Infantil

 

Imágenes de Judo Infantil